Fondín de Pedro Mendoza
que sos el alma del puerto,
en cada mesa las copas
cuentan la historia de mi pasión.
La ronca voz de un borracho
le canta al alba su diana,
como en aquella mañana,
brumosa y fría, que te dejé.

Diez años son que una noche
borracho de odio y de vino,
quiso perderme el destino
y frente a frente me la encontré.
No pude más y vencido,
contra esa puerta yo la maté.

Y desde entonces ando rodando
sin fe, sin patria, sin esperanzas,
cambié de nombre, cambié de cara,
porque no pude no cambié el alma.
Y como entonces, serenamente,
miro tus líneas que me fascinan,
fondín del puerto, mi único amigo,
sos el testigo de mi dolor.

Recitado:
Fondín, aquí nació el amor,
que yo por culpa de un amor, perdí.

Falsche Video?