(A Atahualpa Yupanqui)

Taita Atahualpa me lo enseñó:
fuerza y silencio ante el dolor.

El pecho abierto para el amor,
ni una mentira en el corazón.

Taita Atahualpa dice que sí
a ése que come charqui y ají.

Y a aquél que un potro sabe montar
y a la guitarra la hace llorar.

Cuando no esté su presencia
una vidala nos guiará.

Taita Atahualpa dirá que no
a aquél que mata y cree en Dios.

Taita Atahualpa dirá que no
al inconsciente y al traidor.

Taita Atahualpa, ven a penar
al que fue injusto y al criminal.

Taita Atahualpa, voy a llorar,
déme aguardiente para este mal.

Falsche Video?