No quiero, Virgen María,
que te vayas a enojar,
pero te voy a contar
lo que pasó el otro día:

Yo iba camino abajo
buscando en qué trabajar
cuando me vino a arrestar
un montón de policías.

Yo me decía: Alma mía,
¿qué pecado cometí?
tal vez por rezarte a ti
me siguen de noche y día.

"¿Y qué haces tan de mañana,
cuando aún no ha salido el sol?
Seguro que andas robando
o esperando la ocasión".

La niña para en la calle
ofreciéndose al que pasa
y si esto no es el infierno,
dime, Virgen, lo que pasa.

¿Por qué será que los pobres
nos quedamos sin ración?
tantos rosarios y cruces
no traen la solución.

Quisiera, Virgen María,
que hables al gobernador
y le digas cuánto sufre
el pueblo trabajador.

Falsche Video?