(Cueca)


El veinticinco de enero
me tomaron prisionero
por robarle al Padre Santo
las velas y los candeleros,
el veinticinco de enero.

Le robé la sotana, ay mamá,
los pantalones,
un librito de misa,
cuatro crespones.

Cuatro crespones, sí,
los elementos,
otro librito de misa,
los sacramentos.

Le pelé la camisa
en plena misa.

Falsche Video?